…empezando por Sean Bean

Reseña: Richard Jewell

Con Richard Jewell quedan claras dos cosas; por un lado, la tendencia que Clint Eastwood quiere continuar siguiendo como director, ya que con esta película el también actor, productor y músico suma 6 historias consecutivas basadas en hechos reales (comenzando con J. Edgar en 2011) las cuales, a “excepción” de The 15:17 to París cuentan eventos suscitados en Estados Unidos. Por otro lado, es un hecho que el director de 89 años, sabe cómo contar una historia y entregar una variedad de emociones que ayudan a que nos hagamos participes de la narrativa y a su vez desarrollemos una empatía por los personajes.

La historia se centra en los eventos que tuvieron lugar en los Juegos Olímpicos de Atlanta ´96. Richard Jewell (Paul Walter Hauser) es un guardia de seguridad con un alto sentido (obsesión) del deber y el orden y que a pesar de su rango procura seguir los procesos al pie de la letra. El 27 de Julio de 1996 en el Centennial Olympic Park, Jewell detecta una mochila abandonada y no duda en alertar a sus compañeros ante la amenaza de una posible bomba, lamentablemente Jewell tenía la razón y la bomba estalla ocasionando la muerte de una mujer e hiriendo a más de 100 asistentes.

Jewell, gracias a su intervención es considerado el héroe de la película, hasta el momento en el que el Agente del FBI Tom Shaw (Jon Hamm), apoyado por el amarillismo de la nota de Kathy Scruggs (Olivia Wilde) para el Atlanta Journal Constitution, señalan a Jewell como el principal
sospechoso, haciendo de su vida y la de su madre (Kathy Bates) un tóxico show mediático. Seguro de su inocencia, Watson Bryant (Sam Rockwell) busca dar a conocer la verdad a un país entero que
parece ceder a una combinación, que hoy en día, aún es letal para manchar la imagen de cualquiera, los medios de comunicación y el gobierno.

Con actuaciones sencillas pero contundentes, Clint Eastwood nos entrega a su héroe más humano a través de un personaje perfectamente dirigido y mejor aún, ejecutado por Walter Hauser y que a su vez no logra ser más que enaltecido por los enormes Rockwell y Bates como secundarios. El ritmo y las emociones que la película maneja son los absolutamente adecuados, la tensión llega cuando debe y es aliviada por un humor situacional que nos vuelve a llevar a un nuevo punto de tensión para terminar en un desenlace conmovedor.

Como aspecto negativo podemos destacar la ridiculización y en el caso de Wilde, la pronta redención de los antagonistas; si bien no existe conflicto más grande de donde obtener un mejor material, la cómica forma de proceder en los procesos policíacos diluyen la actuación y relevancia del personaje de Hamm.

Sin duda Eastwood logra un equilibrio importante entre lo sombrío y la empatía sobre el personaje principal y es como jugando en esa línea nos entrega un relato en donde los heroes (de la vida real) no necesariamente necesitan perder.

Calificación: 8/10

 

FICHA TÉCNICA

Dirección: Clint Eastwood
Guión: Billy Ray
Elenco: Sam Rockwell, Kathy Bates, Jon Hamm, Olivia Wilde, Paul Walter Hauser
Duración: 129 minutos

Next Post

Previous Post

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© 2020 Al Final Se Mueren Todos…

Theme by Anders Norén