Al Final Se Mueren Todos…

...empezando por Sean Bean

Un Mundo extraño

Un Mundo Extraordinario

Categoría: Acción / Aventura

Dirección: Don Hall y Qui Nguyen

Cast: Jake Gyllenhaal, Dennis Quaid, Jaboukie Young-White

Duración: Una hora con cuarenta y dos minutos.

Sinopsis:

Avalonia es una ciudad rodeada de montañas, nadie nunca ha explorado fuera de esos límites, hasta que llego la familia Clade, unos aventureros explorador dispuestos a todo para conocer que hay más allá de esas montañas, pero en medio de la expedición padre e hijo discuten y cada uno toma un camino diferente. El padre, Jeager Clade a seguir explorando mientras Searcher Clade, el hijo decide quedarse y usar las características de una planta para el porvenir de Avalonia.

25 años después, la ciudad vive en una utopia por el descubrimiento de Searcher pero un nuevo reto recae en la familia Clade, cuando hay un virus que amenaza con destruir el avance tecnológico de los últimos años

Searcher se suma a una nueva exploración al mundo más allá de las montañas para encontrar una solución sin saber que tendrá retos que nunca ha tenido que superar.

Reseña:

La nueva película animada de Disney es una aventura épica, un tipo de películas que hace tiempo no había y hacían mucha falta.

La película no es perfecta pero entretiene demasiado, está llena de color y es guiada por música épica y emocionante, los directores supieron desarrollar la trama y distribuir las escenas de acción, diálogos y risa a la perfección, aunque hay varias situaciones que se resuelven de manera “Deus ex maquina” por el cariño y empatía que se le tiene a los personajes no se sienten tan mal esos momentos.

Un mundo extraño, es una aventura increíble, emotiva y hace sentir fuera de otro mundo con un mensaje para nuestra realidad que chicos y grande podemos entender si se le presta la atención necesaria.

Calificación: 8 de 10

 

 

Next Post

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

© 2022 Al Final Se Mueren Todos…

Theme by Anders Norén